El Mejor Momento de Entrenar

El Mejor Momento de Entrenar

Para todos los que odian colocar el despertador una hora previamente para ir al gimnasio, los científicos tienen la posibilidad de tener buenas noticias.

El entrenamiento y la hora modifican o mejoran los resultados

Según un análisis publicado este año, los entrenamientos vespertinos poseen superiores resultados para varias personas. El Estudio se dividió en dos:

Hombres con peligro de sufrir diabetes: de tipo 2 o a los que se les había diagnosticado, encontró que los competidores que hacían ejercicio por la tarde experimentaban más beneficios metabólicos, efectos positivos sobre su rendimiento físico y la masa grasa, comparativamente con los competidores que hacían ejercicio por la mañana.

Los estudiosos aseguran que no saben exactamente por qué el entrenamiento de la tarde puede conducir a superiores resultados «es factible que se deba a una conjunción de componentes y es necesario más investigación«. Tienen la posibilidad de especular sobre la base de lo cual se conoce sobre la fisiología humana y el calendario biológico.

«Nuestro cuerpo humano tiene un reloj biológico que regula varios procesos en el cuerpo humano y dichos procesos poseen un ritmo», comentó el creador del análisis, Patrick Schrauwen, maestro de Puntos Metabólicos de la Diabetes Tipo 2 en la Universidad de Maastricht, en las naciones Bajos.

«Ciertos de ellos son bien conocidos, como la temperatura del cuerpo y la presión arterial», comentó Schrauwen.

Nuestros propios relojes biológicos además influyen en nuestro metabolismo y en el elaborado de que nuestro cuerpo humano incendie grasas o carbohidratos en ciertos instantes, agregó. En el caso de los competidores obesos o con diabetes tipo 2, «los índices de quemar grasa eran mejores por la tarde«.

La trascendencia de la ingesta de alimentos

Es factible que la alimentación además influya, mencionó Shawn Arent, instructor y director del departamento de ciencias del ejercicio de la Universidad de Carolina del Sur. «Tienes más horas de vigilia en el día, estás más despierto, has tenido la posibilidad de alimentar el sistema un poco más«, mencionó Arent.

Una más grande temperatura del cuerpo por la tarde además puede favorecer al rendimiento muscular, casi como un calentamiento diario incorporado.

«Una vez que empiezas a darte cuenta de lo profundo que podría ser este reloj biológico, y después si haces las cosas como la alimentación correcta, estar activo o inactivo en los momentos correctos, esto puede tener un efecto fundamental«, agregó Schrauwen.

Schrauwen mencionó que no picar por la tarde y evadir las comidas nocturnas puede tener un gran efecto en el peso y la salud general de una persona. Otros estudios han demostrado que los individuos que comen tarde tienden a consumir más calorías totales que las que comen a primera hora del día.

Arent además comentó que es fundamental consumir proteínas luego de un entrenamiento, sin embargo el instante preciso de la ingesta de nutrientes a partir del ejercicio podría ser flexible, de esta forma que no sientas la necesidad de engullir un batido rápidamente luego de correr.

La calidad del ejercicio supera el instante

Para bastantes personas, hacer suficiente ejercicio es mucho más relevante que realizarlo en el instante preciso.

«La calidad de tu entrenamiento y la calidad de tu dieta generalmente van a ir muchísimo más lejos, entonces el instante en que se comienza a colocar en capas y provoca que sea muchísimo más eficaz«, comentó Arent.

¿Cuál es el horario perfecto para entrenar?¿Y para descansar?

Arent además mencionó que los ritmos circadianos son ajustables, por lo cual con un poco de perseverancia, «una persona que es un búho nocturno puede transformarse en un pájaro madrugador que hace ejercicio«, si tiene más sentido para su horario.

«Si se entrena una y otra vez a una hora definida del día, uno comienza a ajustarse a ella», mencionó Arent. Sin embargo advirtió que no se debe sacrificar el sueño para ejecutar temprano, pues la calidad general del sueño es de mayor relevancia que hacer un entrenamiento extra aquí y allá.

Afortunadamente, las indagaciones además demuestran que el ejercicio puede conducir a una mejor calidad del sueño, y que hacer ejercicio por la tarde o por la noche no compromete los horarios de sueño, continuamente que se realice por lo menos 90 min antecedente de acostarse.

Practica como si jugaras

Podría ser en especial eficaz para los atletas de competición o los individuos que se entrenan para una carrera hacer ejercicio a la misma hora del día que el acontecimiento. Ejemplificando, Arent comentó que «laboró con un equipo de fútbol que ha podido mejorar su rendimiento trasladando los entrenamientos a la misma hora que los partidos«.

No obstante, la hora del día podría ser un elemento menos fundamental para el ejercicio de resistencia, como las carreras de distancia o el ciclismo.

Sin embargo para esos que buscan un elevado rendimiento, potencia y fuerza, el ejercicio de la tarde todavía es el mejor.

La mejor ventana para el atletismo explosivo parece estar entre la 1 de la tarde y las 6 de la tarde, mencionó Arent. En otros términos una buena noticia para los atletas expertos que no deben desarrollar su ejercicio alrededor de sus trabajos de 9 a 5.